jueves, 7 de mayo de 2020

Deshilando Aguascalientes


Deshilando Aguascalientes

Al dar un paso hacia el asfalto del centro de la ciudad, un calor intenso se entremete en tu cuerpo, al estar ahí estoy seguro que tu corazón latira con ganas de conocerlo todo, de verlo todo, descubrir todo lo que estaba oculto en las fotografías de los turistas en la plaza de las jacarandas, de los olores de las cocinas, de las prendas que colgaban en los aparadores de las tiendas y de la historia que guardaba una ciudad ferrocarrilera.

La ruta de la plata fue el pretexto para fundar entre su trayecto México - Zacatecas un oasis viajero, nacido de un ojo de agua caliente y bautizado en 1575 como la villa de las Aguas Calientes, donde el paso del tiempo y la construcción del ferrocarril se fue convirtiendo en una pausa en este largo viaje. Aquí se ofreció un respiro en sus aguas termales que refrescaban a los que padecían calor y así mismo compraban artesanías hechas por descendientes de pueblos indígenas como los chichimecas, comunidad más antigua de la región.

0 comentarios:

Publicar un comentario